Pablo Pin: “Cuando vi a Eloy levantar el balón ya pensé que lo teníamos”

El domingo 14 se cumple un año del histórico ascenso del Coviran Granada a LEB Oro. Basket Nazarí estuvo con Pablo Pin para recuperar las emociones de aquel día

Pablo Pin posa con la copa de campeón de la LEB Plata. FOTO: Álvaro Barbero

14 de abril. Una fecha grabada para muchos por algunos hechos históricos y, para los aficionados del Coviran Granada, un día de grato recuerdo ya que en 2018 festejaron el ascenso a LEB Oro. Los rojinegros superaron a Basket Navarra en el UPNA y certificaron el primer puesto de la liga, ganándose una plaza para la segunda categoría del baloncesto nacional.

Un año más tarde, el conjunto nazarí pelea codo con codo con los mejores equipos de la categoría y está metido en la lucha por los Play-Off. El técnico granadino Pablo Pin recibe a Basket Nazarí, trofeo en mano para rememorar las sensaciones de esa histórica noche en Pamplona.

– Pregunta: Pablo, el sábado anterior ganasteis a Ávila y La Roda perdió, por lo que os colocasteis a un triunfo del ascenso. ¿Cómo viviste ese momento y cómo pasaste esa noche, sabedor de lo que había en juego?

– Respuesta: Recuerdo que lo vieron todos juntos en el vestuario, aunque yo lo vi aislado, quería estar tranquilo. Cuando acabó el partido de La Roda, me fui a casa y ya empecé a pensar en el siguiente partido. Cualquier entrenador lo hace y es un fallo porque disfrutas muy poco de la victoria.

Fue una semana muy buena de entrenamientos pero se nos hizo larga. Todos queríamos que llegase el partido. Los mismos jugadores dijeron que había que apretar y no se podía fallar, teníamos que aprovechar la oportunidad.

– P: ¿Cuál era la mentalidad del equipo antes de jugar en Navarra?

– R: Sabíamos que íbamos a Navarra, un campo complicado. Era la mentalidad de que teníamos una oportunidad que muy pocas veces se tiene. Íbamos a no dejar para la última jornada lo que podemos hacer ya.

Pablo Pin dando indicaciones en un encuentro. FOTO: Esteban Sierra

– P: ¿Cómo fueron esas horas previas al partido?

– R: Somos un equipo rutinario y siempre hacemos lo mismo. Si es cierto que, en el autobús camino al pabellón, había mucho silencio de concentración. Llegamos con las ideas muy claras y así fue el partido, supimos aguantar y esperar a nuestro momento.

– P: El partido no fue nada sencillo y se llegó a los últimos con todo por decidir.

– R: Cogimos una breve ventaja pero varias acciones les metieron en el partido. Sin embargo, cuando vi a Eloy levantar el balón ya pensé que lo teníamos. Había jugadores con mucha veteranía como Carlinhos, Borto, Eloy, Devin, Manu… son jugadores experimentados y reaccionaron bien.

Hubo un momento en el que el banquillo saltó a la pista e iba a matar alguno porque estaban dentro. Aguantamos bien la tensión y fue una alegría enorme.

– P: Sin embargo, a la jugada siguiente triple de Navarra y una perdida de Carlinhos, ¿qué se le pasó por la cabeza?

– R: Nosotros tenemos una acción que, en este tipo de casos, no pedimos tiempo para tener toda la pista para correr y no limitarnos a la mitad. En ese momento, cuando vi a Carlinhos con el balón pensé que ya se acababa el partido, pero cuando lo perdió pensé que no la podíamos liar. El factor suerte también influye y el triple lo fallaron y nos llevamos el ascenso.

– P: Suena la bocina, el Coviran Granada asciende a LEB Oro y, como se ve en el vídeo, desaparece de la pista, ¿cómo lo celebraste?

– R: Fui a saludar a David, él me dio la enhorabuena, y me fui al vestuario. Estuve como 20 segundos solo por estar un poco tranquilo. Son muchas emociones juntas, mucho esfuerzo, muchos recuerdos que se te vienen a la cabeza en un momento, y ya luego salí a la pista para abrazar al cuerpo técnico, a Óscar y a los jugadores.

– P: ¿Qué pensó en ese momento de soledad?

– R: (Emocionado) Sobre todo el esfuerzo de la gente tanto del club como a toda la gente que ha ayudado desde el principio. Desde los inicios en el Veleta donde poníamos nuestro coche para jugar hasta los aficionados que fueron a Pamplona a ver ese partido. Lógicamente, para nosotros es un refuerzo y siempre tienes ese sentimiento de agradecimiento. Es su tiempo libre y lo “invierten” en apoyarnos.

Crónica del partido. FOTO: Álvaro Barbero

– P: Luego, saltó a la pista y se abrazó con su cuerpo técnico y la directiva, ¿qué significan esas personas para ti?

– R: Son el apoyo diario que tengo. Ser primer entrenador tiene cosas buenas como la toma de decisiones pero tienes una responsabilidad importante, estás muy expuesto. Ellos son un poco el “paracaídas”, están siempre en la sombra y echan muchas horas de trabajo, y a veces no llevan ese reconocimiento. Son personas fundamentales en la organización del club y de todo lo que hemos conseguido.

– P: Y por supuesto, luego hubo una celebración especial con los jugadores tanto en la cancha como en el vestuario.

– R: Es una cuestión mutua. Yo soy un entrenador que tiene sus métodos, somos exigentes pero los jugadores saben que si entrenan bien y son disciplinados tienen mi máxima confianza. Mi relación con Eloy o Devin viene de muchos años o con Carlinhos, que lleva tres años aquí, la conexión también es buena. Además la gente joven como Germán o Corts, se lo habían ganado. Le agradecí sobre todo el esfuerzo que habían hecho y me sentía muy orgulloso de ellos.

 

– P: Un año después, se sienta en el Palacio de Deportes con el trofeo de campeón de la LEB Plata, ¿cómo le ha cambiado la vida el ascenso a LEB Oro?

– R: Han cambiado muchas cosas. Estamos jugando en la segunda liga española, está siendo una temporada dura pero la estamos disfrutando muchísimo. Tanto el equipo como el club siguen avanzando. Lo importante es hacer un proyecto sólido en LEB Oro.

A nivel personal, nació mi segunda hija y el resto, yo sigo haciendo el mismo trabajo, en el sentido de que tengo las mismas rutinas de cuando estaba en Plata e incluso en EBA. El método de trabajo es el mismo y nos pasamos todo el día aquí en el Palacio de Deportes.

– P: ¿Qué palabras utilizaría para definir al equipo?

– R: La primera palabra es un equipo “trabajador”. No escatiman ningún día ningún esfuerzo, son trabajadores y honestos. Eso es el cimiento de todo. Luego, utilizaría la palabra “equipo”. Son un equipo en mayúsculas donde todos aportan y dejan sus intereses personales por el bien del equipo y eso hace que los valore mucho más como jugadores.

– P: Esa “piña” está luchando por los Play-Off en el año del debut.

– R: El día a día nos ha llevado a tener opciones reales de jugar Play-Off e incluso de coger un buen puesto. Ellos vienen a entrenar todos los días con la máxima ilusión, energía, con ganas, y eso es una de las explicaciones. Son gente competitiva. Además, las incorporaciones de esta temporada se adaptan a este estilo competitivo y, por ejemplo, Guille el otro día se tira a por un balón en el minuto 37 demostrando cuál es el carácter de este equipo.

Creo que estamos teniendo la recompensa a ese trabajo de estos años de ir a campos que no tienen tanto nombre para ganarnos las “habichuelas”.

Esta semana nos reunimos todos en el vestuario para conjurarnos y hacer el último esfuerzo. Sería un premio para el equipo porque hemos completado una temporada muy buena aunque las lesiones nos han lastrado. Olmos estará pronto por lo que ya estamos todos y, cuando estamos todos, somos peligrosos.

Por | 2019-04-12T19:37:27+02:00 12/04/19|

Sobre el autor:

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies